Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

Vergílio Ferreira y los límites del lenguaje


Vergilio Ferreira MELHORPara Richard Rorty la verdad no se haya, no se descubre sino que se construye. Preguntarse sobre la verdad de un enunciado no tiene sentido fuera del juego de lenguaje que lo genera. Del mismo modo, Ferreira en el fragmento 126 de Pensar nos dice que “Una verdad tiene que ver con su convivencia, con la relación armónica con su contexto. Por que un contexto, como una circunstancia, dice hasta dónde puede llegar una verdad.”

Es precisamente en estos límites en los que Ferreira sitúa la especificidad humana, ya que, como apuntábamos al señalar a Wittgenstein con “de lo que no se puede hablar es mejor callar”, es decir, lo que no entra dentro del espacio lógico es superchería. Pero apunta Ferreira en el fragmento 237, “Wittgenstein dice que lo que no se puede decir debe resenas5callarse. Más tarde trató de enmendarlo, pero sólo para expresar que el lenguaje es un juego de equívocos, y en general, que simplemente es imposible ser claro. Y tanto mejor, que hubiera podido decir lo que dijo y que se hubiese quedado sencillamente callado. Se comprende la ambición de decir lo que es simple a la fluctuación del sentido, el equívoco, lo que no posibilite una duda sobre lo que se quiso decir. Pero aparte de que eso es imposible para cualquier palabra de la lengua, aparte de que una palabra cualquiera, y más allá de eso, tiene un halo de connotaciones que varía con el tiempo, ¿qué haríamos de lo que huye del rigor, pero existe realmente? ¿Callarlo? ¿Pero cómo, si necesitamos decirlo? Si estoy enamorado, si tengo saudade, si estoy aburrido, estoy tocado por el misterio de las cosas, por el escalofrío de los espacios infinitos, ¿por qué rayos no he de hablar de eso? E incluso antes, en la introducción “Lo impensable o indiscutible subyace, por tanto, en todo el hecho de pensar y, más allá de él, en el hecho de sentir, y más allá del sentir, en el sustrato de lo que los infinitos posibles posibilitaron en nosotros. Y sobre eso se determina nuestro equilibrio interno, armonizado por nuestra libertad… La libertad es el modo de afirmar quiénes somos, frente a lo indiscutible de un hecho que es, o de lo imposible que es, para reaccionar ante él. La libertad no se ejerce sobre el vacío, sino en referencia a lo que la cuestiona, de la misma manera que la luz existe en función de lo que ilumina” .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 21, 2009 por en Escritores y etiquetada con , , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: