Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

Una temporada en Venecia


1¿Os ha parecido alguna vez vivir más a través la literatura que de lo que os envuelve? Me explico, ¿Nos habéis llegado a tener más apego por un personaje literario que, por ejemplo, aquella persona con la que compartís el trayecto en metro? ¿No os ha pasado que conocéis un sitio más por el mapa imaginario que habéis montado a partir de lecturas que por el hecho de haber visitado la ciudad en concreto?

32Una temporada en Venecia
Wlodzimierz Odojewski
Editorial Minúscula
Traducción de Katarzyna Olszewska Sonnenberg
Páginas 108

Algo parecido le pasa a Marek, el  personaje principal de Una temporada en Venecia, otra joya de Minúscula que nos acerca a la imaginación no cómo forma de escape sino como definición de lo específicamente humano, aquello que nos diferencia de los animales en medio de la barbarie, en este caso, de la segunda guerra mundial.

Narrada en tercera persona la novela retrata la vida de un niño de diez años que sueña con un prometido viaje a la ciudad de Venecia. La inminencia de la guerra trunca los planes de la familia que se ve obligada a refugiarse en la casa de campo de un familiar. La mirada inocente de Marek, que no entiende lo que pasa a su alrededor, queda magistralmente contrastada con las descripción del resto de personajes que hace el narrador. El romanticismo del paisaje bucólico queda roto por la guerra y por la apostura que los personajes se ven obligados a adoptar para no dejarse llevar por la barbarie. Es en medio de este ambiente en que Marek descubre en el sótano de la casa una Venecia más real que la que retrató Turner. Por eso cuando el sótano de la casa sufre un reventón en una cañera y se inunda lo atribuyen a una fuente natural. Por eso imaginan que se trata de Venecia, por los canales de la cual Marek puede finalmente pasear. <<Únicamente tenemos que imaginarnos que hay cosas duraderas e invariables, y cosas pasajeras. Independientemente de los vientos que soplen y las tempestades peligrosas que se desaten. Tienes que saber que las cosas duraderas pueden salvarte incluso en medio de una tormenta. La imaginación puede traer socorro en los momentos más aterradores…>>. Marek seguí sin entenderlo muy bien aunque dispuesto a estar de acuerdo. Sin embargo, fue Zuzia quien terminó de aclarar sus dudas, y de pronto dijo: <<Hay guerra. Deberíamos llorar. Y en vez de eso nos paseamos por Venecia>>.

233884Wlodzimierz Odojewski nació en 1930 en Poznan. En 1971, invitado por el PEN Club francés, emigró a París y después se trasladó a Múnich, donde, además de dedicarse a la escritura, trabajó como periodista en Radio Free Europe. Autor de numerosos relatos y novelas, ha sido distinguido con varios premios internacionales. En 1989 regresó a Polonia y, desde entonces, reside en Varsovia y Múnich.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: