Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

El juego del otro


Recupero para el blog una reseña para Revista de Letras. Fernando Pessoa reconocía, a través de su mutilado semiheterónimo Bernardo Soares, en uno de los múltiples fragmentos que más tarde compondrían el Libro del desasosiego, que ni él mismo sabía si ese yo, que venía exponiendo a lo largo de las páginas, existía realmente o no era más que un concepto estético y falso que él había hecho de sí mismo. Reconocía, así, que vivía estéticamente en otro, que había esculpido su vida como una estatua de materia ajena a su propio ser. Por eso, no se reconocía. Al leer en El juego del otro las experiencias de Vila-Matas, Echenoz, Auster o Sophie Calle no podemos dejar de encontrar similitudes con el maestro del “teatro en gente” portugués. RDL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 19, 2012 por en RdL y etiquetada con , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: