Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

Cuando el referente no es garantía


Apelar a la realidad como garante de calidad literaria no tiene sentido como tampoco lo es apelar al nombre propio para avalar la construcción autobiográfica o autoficcional. Genette en Figures III discute sobre la figuración y recurre al efecto de concommitance según el cual es imposible saber si se trata de realidad o ficción. En este sentido, sólo la realidad fuerza al lector a suponer una relación casual en la que la metonimia es causa y la metáfora efecto y no una relación en que la metáfora es fin y la metonimia es medio. Dicha función sería posible sólo en una ficción hipotéticamente pura.

Una ficción hipotéticamente pura se intuye, por ejemplo, en el relato Tlön, Uqbar, Orbis Tertius de Borges. Donde se invierte la pirámide hegeliana y se sitúa al arte, en este caso la literatura, por encima de la filosofía y de la religión. La The Anglo-American Cyclopaedia que Bioy Casares recuerda tras afirmar que “los espejos y la cópula son abominables porque multiplican el número de los hombres”, es una enciclopedia ficticia creada por el secreto grupo de intelectuales llamados Orbis Tertius, y en la que el referente y la idea que lo enjundia forman un todo en una relación de identidad tautológica. No hay nada que se pierda entre la imperfección de la percepción humana.

Si no es en estos términos, la ficción no es pura. Hay siempre un remanso de lo real que no se deja asir en la representación. Por eso, la distinción entre “ficcional” y “basado en hechos reales” no tiene mucho sentido por lo que se refiere a la ficción. Como tampoco es garantía estampar el nombre propio en una obra, que puede no tener nada que ver con la construcción “ficcional” o puede ser el resultado de la misma. El realismo no es ninguna garantía de calidad literaria.

Anuncios

Un comentario el “Cuando el referente no es garantía

  1. Pingback: Lisbon, revisited (2012) « Entre Fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 10, 2012 por en Notas y etiquetada con , , , , , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: