Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

El opio del pueblo


Imagen difundida por las redes sociales

A medida que la Eurocopa ocupa los principales titulares una frase popular no deja de oírse como voz de la conciencia que dice al ciudadano que el “fútbol es el opio del pueblo” como para que no se olvide de los problemas terrenales. Para unos “lugar común” para otros “denuncia”, la frase vendría a resumir la impostura que un espectáculo tiene en un ambiente de crisis. Los abonados a dicha acepción ven, por ejemplo, en el anuncio del pasado miércoles de la ministra de Sanidad Ana Mato, de dejar de financiar un total de 425 fármacos, coincidiendo con la semifinal que enfrentaba a Portugal y España, un ejemplo que comprueba su teoría.

La proposición es una adaptación de la conocida frase de Karl Marx, “la religión es el opio del pueblo” que aparece en Contribución a la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel publicada en 1844 en el periódico Deutsch-Französischen Jahrbücher, que el propio Marx editaba con Arnold Ruge. El filósofo alemán afirma en el libro que “la religión es el suspiro de la criatura oprimida, el sentimiento de un mundo sin corazón, así como el espíritu de una situación sin alma. Es el opio del pueblo”.

Aunque la comparación de la religión con el opio no era original de Marx (Kant, Feuerbach, y Heine entre otros ya se habían referido en términos similares), fue el padre del comunismo moderno el que popularizó la relación. En su lucha por transformar las condiciones sociales reales, el filósofo denunciaba las ideas religiosas en tanto productos de la conciencia que limitaban al hombre. Por eso afirmaba que “se necesita la abolición de la religión entendida como felicidad ilusoria del pueblo para que pueda darse su felicidad real”.

Bajo este prisma, los acólitos de la versión opiácea del fútbol, ven en el deporte y en todo lo que lo envuelve una “felicidad ilusoria” que niega al hombre la posibilidad de conseguir su “felicidad real”, en la medida que desplazan su atención de lo que consideran realmente importante. Esta semana la casualidad llevó a que fuese precisamente una noticia sobre drogas, la de los 425 fármacos, la que perdiese protagonismo contra la clasificación de España para la final.

La madrugada del viernes Rajoy presionó al Eurogrupo para que éste adoptase una decisión sobre la delicada situación del país y consiguió que Europa recapitalice directamente a la banca. En las redes sociales hay quien agora cual será el anuncio que se hará coincidir con la esperada final de fútbol. Los chutes, vengan de donde vengan, están asegurados y hay quien se pregunta cuál será, a partir del lunes, la cortina de humo que mecerá al pueblo hasta que empiece La liga en agosto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 30, 2012 por en Notas y etiquetada con , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: