Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

Pessoa, Bertolucci y las hormigas


A medida que avanzo en la codificación de fragmentos del Libro del desasosiego y en la escritura de la tesis, la obra de Pessoa en todo lo que hago se torna más omnipresente. Esta mañana transcribí un fragmento precioso con una frase que en seguida hice mía: ‘Ocupações do cárcere! Só os enclausurados vêem assim o sol mover-se, como quem olha para formigas’. Me llamó la atención porque ayer por la noche vi la última película de Bertolucci: Io e te, donde, en una de las escenas, el protagonista descubre, en el trastero en que se esconde, que las hormigas han devorado la comida que guardaba. Lorenzo contempla con fascinación el espectáculo que tilda de impresionante.

Escena en que Lorenzo (Jacopo Olmo Antinori) contempla a las hormigas devorar la comida.

Pessoa-Soares comienza el fragmento citado afirmando que ‘Tudo se me tornou insuportável, excepto a vida. O escritório, a casa, as ruas – o contrário, se o tivesse – me sobrebasta e oprime; só o conjunto me alivia’. De la misma manera, Lorenzo, recluído de él mismo, parece encontrar cierto alivio en la visión de conjunto en un punto similar a otra película de Bertolucci, The dreamers, en la que el joven americano observa, durante una cena, la mesa en la que están sentados los comensales y procura conexiones contemplando todo desde un determinado ser y estar en el mundo.

The Dreamers

Escena de ‘The Dreamers’ en la que Matthew (Michael Pitt), de espaldas, esta absorto mientras el padre de sus amigos habla.

La mayoría de los fragmentos del LdoD giran sobre la misma temática, aquella que tan bien definió Octavio Paz como el paso de la irrealidad de su vida (la de Pessoa) a la realidad de sus escritos:

Não sei se os outros serão assim, se a ciência da vida não consistirá essencialmente em ser tão alheio a si mesmo que instintivamente se consegue um alheamento e se pode participar da vida como estranho à consciência; ou se os outros, mais ensimesmados do que eu, não serão de todo a bruteza de não serem senão eles, vivendo exteriormente por aquele milagre pelo qual as abelhas formam sociedades mais organizadas que qualquer nação, e as formigas comunicam entre si com uma fala de antenas mínimas que excede nos resultados a nossa complexa ausência de nos entendermos.

A geografia da consciência da realidade é de uma grande complexidade de costas, acidentadíssima de montanhas e de lagos. E tudo me parece, se medito de mais, uma espécie de mapa como o do Pays du Tendre ou das Viagens de Gulliver, brincadeira da exactidão inscrita num livro irónico ou fantasista para gáudio de entes superiores, que sabem onde é que as terras são terras.

La relación con Pessoa, en mi lectura, no terminan en la escena mencionada. Hay un momento en que Lorenzo le pregunta a Olivia por las fotos que ella hace. Ella le responde: ‘las fotos que viste forman parte de un trabajo que se llama “I am a wall’, soy un muro(…) básicamente soy yo que se convierte en muro, que entra dentro del papel, dentro del cemento (…) No como una lagartija, quería desmaterializarme (…) Yo y tú, si no tuviéramos más que un punto de vista, seríamos iguales (…) Sin un punto de vista dejaríamos de estar el uno contra el otro y aceptaríamos la realidad tal cual es, sin juzgarla’.

Olivia: 'I am a wall'

Escena en la que Olivia (Tea Falco) explica a Lorenzo la esencia de su trabajo como artista.

Y de nuevo Pessoa a través de un fragmento también transcrito hoy: ‘Tudo, para nós, está em nosso conceito do mundo; modificar o nosso conceito do mundo é modificar o mundo para nós, isto é, é modificar o mundo, pois ele nunca será, para nós, senão o que é para nós. Aquela justiça íntima pela qual escrevemos uma página fluente e bela, aquela reformação verdadeira, pela qual tornamos viva a nossa sensibilidade morta – essas coisas são a verdade, a nossa verdade, a única verdade. O mais que há no mundo é paisagem, molduras que enquadram sensações nossas, encadernações do que pensamos.’

Así, también Olivia parece intentar dar vida a su sensibilidad muerta en un ejercicio de justicia íntima a través de las molduras que encuadran sus sensaciones con la reformación verdadera que suponen las fotografías en las que se sitúa dentro como objeto. Hasta aquí llegan las similitudes porque uno de los mensajes que parece desprenderse del film es que no puede haber eso a lo que llamamos ‘yo’ sin eso otro a lo que llamamos ‘tu’. Hay quien dice que la libertad es tener un lugar en el mundo desde donde mirarlo. Estar situado en una red intersubjetiva en la cual se es objeto y sujeto de expectativas en relación a los otros. Dicha idea de libertad no parece estar en sintonía con Pessoa-Soares cuando este yo-otro afirma que “la libertad es la posibilidad de aislamiento”.

En cualquier caso, ayer, mientras esperábamos entrar a la sala, había reinas sin palomitas de maíz, obreros y obreras absortos en lo irrefutable de sus deberes y guerreros y guerreras con un ansia tranquila al amparo de la cristalera en forma de terrario que es el TAGV. Así, como hormigas, siguiendo la cola, entramos en el cine para ver la película y libres nos creímos (sentimos) al comentarla cuando salimos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 comentarios el “Pessoa, Bertolucci y las hormigas

  1. Pingback: Insatisfacción: entre Pessoa y los Rolling Stones | Entre Fragmentos

  2. Pingback: Insatisfacción: entre Pessoa y los Rolling Stones - Revista de Letras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 8, 2013 por en Escritores, Escritos, Notas y etiquetada con , , , , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: