Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

Guillem MiTchel, el silencio y las piedras


Guillem_MitchelLa  inexistencia del silencio que John Cage anuncia y la tentativa del artista por romper la cadena significante lanzando la piedra de lo real sobre el espejo de la representación para hacerla estallar en mil pedazos, siempre me pareció genial. Algo similar experimenté cuando, en un seminario en la Facultad de Letras de la Universidad de Coimbra, Sandy Baldwin dijo algo así como que ‘plain text is never plain’. ‘Silence is never plain’ o ‘plain text doesn’t exist’ en cierta manera me llevan a la posición teórica que no me canso de repetir, aquella que dice que la verdad no se halla, sino que se construye. Así, tenemos la figura del recipiente y del alfarero que utiliza Heidegger para referirse a la esencia de la cosa y a la construcción desde un vacío al que se da forma.

En el caso de Guillem Mitchel el silencio es ese vacío sobre el que crea un recipiente de música y letra. Que llame ‘Songs from the silence‘ a su disco no es por casualidad. Una vez me dijo que “la escritura e interpretación de la canción es una manera de poder expresar todo aquello insoportable que no tiene significación”. Nunca me he sentido cómodo hablando de música apelando a estilos y géneros. En cierta manera siempre me pareció como etiquetar para encausar. Podría decir, y no estaría del todo equivocado, que la mezcla de folk-rock con el discurso mencionado dan como resultado una serie de canciones intimistas que en el intento de captura de sensaciones, hallan su culminación estética. Podría decir eso y sin embargo no sería suficiente.

Por algún tipo de casualidad cortazariana los dos últimos posts del blog versan sobre el trabajo de amigos. Uno siempre tiene la sensación de ser deshonestamente parcial en estos casos. Pero, ¿acaso se puede escribir desde la imparcialidad? En el caso de Guillem, cada vez que oigo su música no puedo dejar de viajar a Escocia, donde recorrimos la isla de Skye construyendo memorias a base de carretera. La banda sonora de aquel viaje fue Jeff Buckley y Damien Rice, este último por aquel entonces no era conocido y oíamos su música conscientes de la diferencia que traía consigo.

Recuerdo que no hace mucho le hablé a Guillem de Robert Frost y del poema Nothing Gold can Stay. Me referí a la escena de la película The Outsiders en que Ponyboy recita a Frost al ver un amanecer. Fue en la Universidad de Coimbra donde un profesor utilizó dicha escena para hablar de arte. La poesía, aún sin comprender, ejerce una operación estética sobre la realidad y nos abre a una nueva experiencia del mundo. Ese mismo profesor mencionó en otra ocasión el poema de Drummond de Andrade, No Meio do Caminho, para decir que siempre hay un resto que no se deja atrapar por la interpretación, una piedra en medio del camino que nunca olvidamos e intentamos comprender. Es esa piedra la que hace añicos el espejo mimético de la representación y posibilita ver lo que antes no veíamos. Las canciones de Guillem operan estéticamente sobre la realidad y nos dan la oportunidad de asistir a una nueva experiencia del mundo.

Anuncios

Un comentario el “Guillem MiTchel, el silencio y las piedras

  1. Tanya
    octubre 29, 2016

    The song “How long” is beautiful, and your text is very poetic. Thanks.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en julio 1, 2014 por en Escritos, Notas y etiquetada con , , , , , , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: