Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

Sobre epitafios y correcciones


IMG_0098El 28 de julio me fue enviada una frase de Samuel Beckett en la que se refería a  Fernando Pessoa diciendo que poseía “the odd whisper of non-being that terrifies among the weeds”. La frase la citó  Miguel Esteves Cardoso en una contracrítica de Samuel Beckett’s Library de Dirk Van Hulle e Mark Nixon. Por estar leyendo un fragmento en que Pessoa afirma que: “As minhas sensações são um epitáfio, por de mais extenso, sobre a minha vida morta”, relacioné la frase de Beckett con los epitafios.

Paul De Man, analiza en ‘La autobiografía como desfiguración‘ los Essays Upon Epitaphs de William Wordsworth y lo hace para hablar de la función retórica del lenguaje según la cual utilizamos tropos en una operación estética sobre la realidad que termina por configurarla. Lo que me llamó la atención de la frase de Beckett fue la expresión ‘among the weeds’ que asocié en un primer momento con una lápida entre la hierba y que cobra sentido a la luz del trecho del LdoD de Pessoa donde las sensaciones, hechas escrituras, son epitafios sobre una vida muerta, sobre un non-being. 

La prosopopeya es una figura que consiste en atribuir a las cosas inanimadas o abstractas, acciones y cualidades propias de seres animados, o a los seres irracionales las del hombre. Se aplica también para dar voz y nombre, por ejemplo, a los muertos. Por eso Paul De Man la utiliza para explicar la autobiografía, que sería la atribución de una máscara a una entidad inexistente, en este caso el autor. Este se construye a medida que se narra. La identidad no parece un punto de partida sino un resultado del mismo acto de inscripción.

Las correcciones que vemos en los textos, las substituciones, etc. son marcas que indican diferentes actos de toma de consciencia sobre lo escrito en los que se pueden identificar diferentes sujetos en el proceso de producción: el sujeto que escribe, el sujeto que lee, el sujeto que corrige, el sujeto que reescribe y el sujeto que relee. Las marginalias también son valiosas en este sentido, porque permiten trazar un mapa de la construcción de una sensibilidad.

Macedonio Fernández se dirige a los críticos en Museo de la Novela de la Eterna: “Corregir es casi todo el Éxito, es lo que hace geniales. Corregir, corregir es el otro gran Poder; así esta novela empezada a los treinta años, continuada a los cincuenta y a los setenta y tres, tiene finalmente lo supremo: un sujeto de Buen Gusto como autor tercero y corregido resultante de los tres. Seré, en fin, autor de una carta a los críticos, la ‘carta al comisario’ pero de seguir viviendo: el suicidio no es corregible”. De ahí que Borges diga que publicamos para dejar de corregir, para dejar de perdernos en el laberinto que puede llegar a ser la reescritura.

Pessoa escribió hasta que la muerte se interpuso como un punto final no corregible. Algunos de los que lo leemos nos preguntamos si el escritor hubiese llegado a ese autor corregido y resultante de los demás.

Fragmento_LdoD_Pessoa

Así, ese sujeto que leyó y revisó lo escrito añadió el adjetivo ‘gongorico’ a ‘por demais’. El matiz es importante si entendemos que con gongorico Pesssoa se refiere a la acumulación de recursos retóricos. Escritura, corrección, reescritura y construcción. Esos recursos cubren con un velo de figuras esa vida muerta  y, al hacerlo, el rostro adopta una forma en un sepulcro de belleza interior que se alza sobre la hierba para aterrorizarnos con el vacío que la causa. De ahí: “Cubramos, ó Silenciosa, com um lençol de linho fino o perfil hirto e morto da nossa Imperfeição…”

 

Anuncios

Un comentario el “Sobre epitafios y correcciones

  1. Pingback: Boullée, cenotafios y tribulaciones | Entre Fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: