Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

A la hora crepuscular de las despedidas


IMAG5894A pesar de la sucesión de ocasos uno no se termina de acostumbrar a aquello que Imre Kertész definió en Yo, otro como la dulce melancolía de las estaciones de ferrocarril a la hora crepuscular de las despedidas. Esos momentos los encuadro también a través de Pessoa para decir que es en esas horas de un abismo en el alma que o mais pequeno pormenor me oprime como uma carta de adeus.

Por eso creo que me entretengo con las fotografías, por lo que decía Barthes sobre la reproducción al infinito de lo que únicamente ha tenido lugar una sola vez. Como si intentase engañar a la muerte, busco ese punctum, ese azar que despunta y que podría relacionar con el hasard objectif, y lo encuentro en el ‘3’ del cartel que señala la vía sobre la que descansa un tren y que se me antoja como una E invertida.

Si, también con Barthes, “la subjetividad absoluta sólo se consigue mediante un estado, un esfuerzo de silencio (cerrar los ojos es hacer hablar a la imagen en el silencio)”, cobra entonces sentido la sentencia de Duras: “escribir también es no hablar. Es callarse. Es aullar sin ruido”. Es una forma de evocar a esa E en su sereno exilio.

Anuncios

2 comentarios el “A la hora crepuscular de las despedidas

  1. Marta Vilardaga
    septiembre 14, 2014

    M’encanta el post! És molt bonic!

  2. D. Giménez
    septiembre 14, 2014

    Gràcies, Marta. Una abraçada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 11, 2014 por en Notas y etiquetada con , , , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: