Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

Boullée, cenotafios y tribulaciones


Cenotafios

En la introducción al libro Arquitectura. Ensayo sobre el arte, de Étienne-Louis Boullée, escribe el crítico Carlos Sambricio: “leer aquello que nunca fue escrito era, para el vienés Hofmannsthal, una forma de entender la historia por cuanto suponía aceptar el difícil compromiso de elaborar imágenes”. (1) Estos días descubrí, por aquellas casualidades que nos gusta tildar de azarosas, la obra de este arquitecto francés del siglo XVIII que plasmó en el citado trabajo sus concepciones sobre el arte de idear edificios. Se trata de un tratado sobre la creación artística en contraposición con la artesanía que en cierto modo entra en diálogo con Martin Heidegger. Afirma el arquitecto:

“Hay que concebir para poder obrar. Nuestros primeros padres no construyeron sus cabañas sino después de haber concebido su imagen. Esa creación que constituye la arquitectura es una producción del espíritu…”.

Y Heidegger:

“La obra nos da a conocer públicamente otro asunto, es algo distinto: es alegoría. Además de ser una cosa acabada, la obra de arte tiene un carácter añadido. Tener un carácter añadido -llevar algo consigo- es lo que en griego se dice symbollein. La obra es símbolo.”

En ese sentido la obra es símbolo y la imagen opera estéticamente sobre la realidad. Llegué al trabajo del arquitecto después de haber soñado con una pirámide sin cúspide flanqueada por una torre y con la palabra arcana que se dejaba intuir por una de las escalinatas que daban al edificio. Alguien me comentó que el edifico podía ser una de las idealizaciones de Boullée. Así fue como di con el cenotafio de Turenne. En Arquitectura. Ensayo sobre el arte el arquitecto escribe sobre los templos mortuorios:

“¡Templo de la muerte, vuestro aspecto debe helar nuestros corazones! ¡Artista, huye de la luz de los cielos! ¡Desciende a las tumbas para dibujar tus ideas a la lumbre pálida y moribunda de las lámparas sepulcrales!”

Boullée_Cenotafio_Turenne

Cenos (kenós) está relacionado etimológicamente con ‘vacío’ y ‘libre’. Táfos, tumba, con ‘asombro’. Sobre estos cimientos el arquitecto concibió IMAG6100esa imagen con la que intenta también crear sensaciones. De ahí que cite a Condillac cuando afirma que el conocimiento está formado por estas. De forma paralela, Pessoa, en el Livro do Desassossego también menciona al filósofo francés: «Por mais alto que subamos e mais baixo que desçamos, nunca saímos das nossas sensações». Precisamente Pessoa tiene un texto llamda Cenotafio en el que se escribe sobre la tumba de un héroe anónimo. Leemos:

“… do heroísmo simples, sem céu a ganhar pelo martírio, ou humanidade a salvar pelo esforço; da velha raça pagã que pertence à Cidade e para fora de quem estão os bárbaros e os inimigos.”

Comenta Sambricio sobre Boullée: “existe una voluntad de mostrar, mediante un cambio de escala, que se debe sustituir la vieja ciudad por un único espacio, colectivo, donde cualquier actividad pueda realizarse”. Pensé en todas estas referencias mientras hacía cola en la Loja do Cidadão, donde cualquier actividad tributable puede realizarse. Para Boullée los edificios deben ser poemas. Me pregunté dónde estaba la poesía de todo aquello. El mejor momento del día llegó cuando fui burocraticamente consciente de que ese yo cíngaro al que llamo errante, vive en una República. La imagen, así, ganó contenido: Las lojas do cidadão, de donde sean, son cenotafios en donde se tortura a las personas en nombre de la legalidad y la socialización, enterrados en túmulos de papel que simbolizan un vacío. Cuando el funcionario de turno me preguntó de dónde era y el estado civil pensé en Pessoa, “queriam-me casado, fútil, quotidiano e tributável?” y en una posible respuesta de Gombrowicz: “no sé quien soy, pero sufro cuando me deforman. Eso es todo”.

(1) Boullée, Étienne-Louis (1985). Arquitectura. Ensayo sobre el arte. Barcelona: Gustavo Gili.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: