Entre Fragmentos

“La vida del hombre como comentario de un hermético e inconcluso poema" V.N.

El misterio de la creación artística


Entre lectura y lectura sobre Pessoa he dado con una pequeña joya sobre la creación del artista del genial Stefan Zweig. La obra, El misterio de la creación artística, está dividida en tres apartados en los que se encuentran una conferencia que dicto en Buenos Aires el 29 de Octubre de 1940, un encomio a la figura de Hugo von Hofmannsthal y un retrato de Toscanini, considerado uno de los mejores directores de orquesta de la historia.

La primera parte de la breve obra editada por Sequitur es la que habla de forma directa sobre el misterio de la creación artística. La claridad de la exposición y del planteamiento es exquisita. Exhorta desde el principio:

…la máxima virtud del espíritu humano consiste en procurar hacerse comprensible a sí mismo lo que en un principio le parece incomprensible.

Así, ante el misterio de la creación, hay que ganarse el ser dignos de respuesta a través del cuestionamiento. Utiliza un razonamiento deductivo para preguntarse por dicho misterio, equiparando el quehacer del artista, con un acto pasional, donde el cómo, el cuándo y el porqué no están del todo claros. ¿Por qué?

El artista sólo puede crear su mundo imaginario olvidándose del mundo real.

Plantea entonces la relación entre método y inspiración dando ejemplos de la actividad creadora en Mozart comparándola a la de Beethoven, Balzac con Flaubert para concluir:

La fórmula verdadera de la creación artística no es, pues, inspiración o trabajo, sino inspiración más trabajo, exaltación más paciencia, deleite creador más tormento creador. Cada artista posee la idea presente como un sueño, ¿y quién pudiera decir de dónde proceden las ideas?

Hacia el final de la conferencia llamaba a una postura activa ante el arte, argumentando que si el artista había dado lo mejor de sí, aquel que se sitúa delante de la obra no sólo la ha de contemplar sino también intentar comprender:

Cada obra de arte quiere ser conquistada, como una mujer, antes de ser amada, más aún, llego hasta decir que no tenemos derecho moral a contemplar cómoda y tranquilamente la acción sacrosanta y más apasionada de otro hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 13, 2010 por en Libros y etiquetada con , , , , , , .

En Twitter

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

De la misma manera que el narrador de Pálido fuego apuntaba: nuestro poeta sugiere aquí que la vida humana no es sino una serie de notas a pie de página de una vasta y oscura obra maestra inconclusa,Entre Fragmentos nace como un espacio de reflexión interdisciplinar. Diego Giménez.
A %d blogueros les gusta esto: